Ayat 38, exposición de Jeosviel Abstengo en el Pabellon Cuba.

Jeosviel Abstengo Chaviano (Ciego de Ávila), ha apostado por una poética en la que los procesos sociológicos donde se manifiesta “lo marginal” se identifican como plurales y constantes; por eso los estudia a la manera de un antropólogo –encontrando su cristalización visual, el punto preciso donde el documento deviene obra artística- para que la fuerza de la imagen pase a primer plano y resuma todo el proceso previo.

Ayat-38 (serie de 30 dibujos sobre cartulina), en principio propone un juego gramatical que redundará en el componente simbólico de la obra

Aleya- del árabe al-‘ayah ( plural ayatun, en español ayat)- significa señal, presagio o milagro, y es el nombre de cada uno de los 6226 versículos o partes menores en que se divide una sura o azora – en árabe as-sura–, calificativo que reciben los 114 capítulos en los que se divide el Corán—también transliterado como Alcorán, Qurán o Korán–, libro sagrado del Islam, que según los musulmanes contiene la palabra de Dios(Allah) revelada a Mahoma a través del arcángel Gabriel.

La selección del aleya 38 ( Al ladrón y a la ladrona dadle lo que se merece), identificado en plural para denominar esta serie, no es fortuita, Ayat-38 entonces, por decisión de Abstengo, reduce todos los versículos del libro sagrado de los musulmanes a uno para, utilizando signos de la cultura internacional de diferentes épocas( personajes de Disney, figuras mitológicas como los tres monos, –en japonés san saru–, Mizaru, Kikazaru e Iwazaru, también conocidos como “tres monos sabios” o “tres monos místicos” ,etc.), realizar un comentario irónico sobre la “tradición” del robo, de lo delictivo, como algo consustancial al hombre.

Jeosviel, artista multimedial, se decide esta vez por un dibujo de trazo dinámico, gestual, post expresionista, en el que las apropiaciones del comic y los símbolos de diferentes culturas se imbrican perfectamente, creando una suerte de pastiche donde estos registros textuales—sin eludir su significado original—obedecen al “discurso otro” propuesto por el artista.

Al ladrón y a la ladrona dadle lo que se merecen, dice el Corán, nosotros nos quedaremos con Ayat-38, estos inquietantes dibujos de Jeosviel Abstengo que nos harán reflexionar durante un tiempo. Creo que nos lo merecemos.

 

 

José Rolando Rivero

 

* “Ayat-32”, Exposición de Jeosviel Abstengo, artista de Ciego de Ávila, en el Pabellón Cuba de la Habana, desde el pasado 2 de marzo.